A mi aire 180: Berlín – navajas, Muro y grafitis (3 de junio, 2016)

Hola amigos, bienvenidos a este nuevo podcast del 3 de junio, hoy os llevo de la mano a Berlín, es que he estado allí hace poco y me ha encantado. Empezaré hablando del viaje de una navaja [1] en el avión hacia la capital alemana, después hablaré de la impresionante historia reciente que tiene Berlín y de las películas que me vinieron a la cabeza [2] paseando por sus calles. Terminaré la emisión de hoy hablando de arte, de grafitis. ¡Espero que os guste!

***

- La he buscado por toda la mochila y no la he encontrado- .- Pero ¿el qué, David? ¿Qué buscas? – La navaja, Alicia, la navaja. Ya en España me quitaron una en la aduana y no quiero que me quiten esta también-. – Pues no sé, si no la has encontrado, no la tendrás en la mochila…- Estábamos en la cola para pasar el control personal, había mucha gente a pesar de [3] ser las seis de la mañana. David estaba nervioso, seguía buscando en todos los bolsillos de la mochila y al final la encontró, sí, allí estaba la navaja, volábamos con Swiss. Nada más dejar nuestras cosas en las bandejas reglamentarias, chaquetas, cinturones, relojes, maletas y bolsos, David habló con el controlador y le enseñó la navaja. Bueno, ¡pues se la dejaron pasar! Le dijeron que daba igual, ¡que pasara! Yo me quedé sorprendida. En el aeropuerto de Madrid no dejan volar con navajas. A David se la quitaron en Barajas [4] y yo pensaba que aquí iba a pasar lo mismo con la nueva. En España es impensable dejar a alguien pasar con un pequeño cuchillo. Pero aquí en Suiza nos dejaron embarcar [5] en el avión. Y mi amigo, pues ya os lo podéis imaginar, estaba tan contento con su tesoro en el bolsillo.

La última vez que fui a Madrid el control para volar fue realmente exhaustivo [6]. Iba con mi ahijado Javi, su hermano Luis y mi amiga Paloma. A nosotras nos dejaron pasar sin problema, pero a los dos chicos adolescentes les controlaron todo, absolutamente todo. No les pitó [7] nada al pasar por la puerta de control, pero de todas formas a los jóvenes les llevaron a un lado y les controlaron hasta las manos con un aparato especial para ver si los chavales habían tocado materiales explosivos. Claro, el atentado de Bruselas estaba muy reciente [8], quizás por eso había más miedo. De hecho en Madrid había mucha policía por la calle y me comentaron que el nivel de alerta antiterrorista estaba al 4. Esto significa, que el nivel estaba alto, que había un riesgo alto de terrorismo. Los niveles están asociados a un grado de riesgo según la amenaza terrorista de cada momento. El nivel 1 es bajo, el 2 es moderado, el 3 medio, el 4 alto y el máximo es 5. Así que por ese motivo había más vigilancia callejera [9], además de más protección en el aeropuerto y en las estaciones madrileñas. Por eso controlaron a los adolescentes de arriba abajo, por eso pienso yo que le quitaron a mi amigo su navaja entonces. En Europa hay miedo y, en el fondo, no me extraña después de los atentados recientes en Francia y en Bruselas.

Bueno, pues al final la navaja de David viajó a Berlín, conoció la ciudad y se volvió tan contenta a Suiza, tampoco los alemanes se quedaron con ella. Nosotros no somos terroristas, no somos personas peligrosas, pero creo que nos deberían haber quitado la navaja. Creo que el quitárnosla me hubiera demostrado que el control de seguridad se hace seriamente con todo el mundo.

***

20160603 Sp Berlin SpreeAl salir del metro me dio la impresión de estar en casa, de que había llegado a mi ciudad, a mi barrio. ¡Un flash! Fue un flash. Pero ese sentimiento no se fue en toda la visita a Berlín, me sentí desde el principio como pez en el agua [10] en esa ciudad tan grande, tan ancha, tan amplia, tan verde y tan especial. ¿Qué espera uno encontrar en Berlín? ¿habéis estado vosotros allí? Para mí era la primera vez y esperaba encontrar historia sobre la Guerra Fría y arte. Encontré las dos cosas, pero no fue fácil. Desde la caída del Muro en noviembre del 1989 hasta ahora la ciudad se ha modernizado, la diferencia entre los dos Berlines es prácticamente nula. Tienes que ir a puntos determinados para ver por dónde iba el Muro y enterarte bien de lo que pasó durante la Guerra Fría. Desde el parque del Muro, al norte de la ciudad, puedes seguir las marcas que hay en el suelo e ir leyendo cosas interesantes sobre aquella época. A mí me gustaron sobre todo las anécdotas de soldados y civiles. Te enteras de que algunos soldados que vigilaban el Muro no entendían su función de policía, ellos también tenían familia o amigos en la parte oeste. Sin embargo, las órdenes de la Unión Soviética eran muy claras. Al principio se podía salir del Berlín del este con un permiso especial para visitar a los parientes, novios o amigos; luego se prohibió hasta saludar de un lado a otro del Muro. En la calle Bernauer se hicieron unos 10 túneles para escapar entre 1961 y 1989, pero sólo 3 cumplieron su función. Por ellos escaparon 90 personas del Berlín-este al Berlín-oeste. Es impresionante ver las marcas en el suelo de por dónde iban los túneles; es espeluznante [11] leer las historias de la gente; te pone la carne de gallina [12] ser consciente de lo que pasó hace muy poco tiempo.

Durante toda mi visita a Berlín tuve en la cabeza el cine y las películas relacionadas con la historia de Alemania y en concreto con Berlín. Películas como “Cabaret” de Bob Fosse, que marcó una época presentándonos el Berlín de los años 30 en el que se mezclaba el amor, las risas, el baile y la música con el nazismo. Nunca olvidaré a la fantástica Liza Minelli ni al maestro de ceremonias Joel Grey dándonos la bienvenida al Cabaret en mil idiomas. Yo he visto muchas veces esa peli y no me canso de verla, es buenísima, tiene un diálogo fantástico y vibrante. En su tiempo ganó 8 Óscars. Es la única película de la historia que ha ganado tantos Óscars y no se ha llevado el galardón [13] a la mejor película. Bueno, pero no sólo pensé en ese film, también me vinieron a la cabeza películas como “La Lista de Schindler” de Spielberg (de 1993), “El Pianista” de Roman Polanski (de 2002) o la última película de Tom Hanks sobre el intercambio de espías. Por cierto, ¿cómo se llama? ¡Ah sí! “El Puente de los espías”, ¿la habéis visto? Es fantástica. Merece la pena el verla, sobre todo antes de ir a Berlín porque, por ejemplo, uno pasa de forma distinta por el Checkpoint Charlie. Se entiende mejor qué fue y qué significó ese paso “fronterizo” entre los dos Berlines.

***

Otra cosa, os he dicho que yo en Berlín buscaba arte, ¿no? Y lo encontré al lado del Spree, de ese río tan hermoso que cruza la ciudad. Allí se encuentra la Galería East Side. Esta galería no es nada más y nada menos [14] que la mayor galería de arte del mundo al aire libre. Cientos de artistas han pintado el kilómetro y medio de Muro con grafitis. Algunos grafitis expresan esperanza por un futuro libre, pero otros reflejan 20160603 Sp Murola impotencia que sienten los ciudadanos de a pie. A mí estos gritos con espray me conmovieron, es que tengo empatía con la gente y soy capaz de meterme en la piel de otro [15] muy rápidamente. Mirad, ¿qué pensáis vosotros al oír lo siguiente?
“Quien quiera que el mundo se quede como está, no quiere que el mundo permanezca [16].”
Es decir, los que quieran que el mundo siga igual, no aman al mundo, no quieren que exista.
Decidme, ¿qué sentís? Espeluznante si sabemos todo lo que hay detrás. Esta frase la escribió Erich Fried, un poeta austriaco judío que tuvo que huir [17] con su familia a Londres durante la Segunda Guerra Mundial. El mundo en aquella época no era divertido, y menos para los judíos, después no lo fue para los propios alemanes.

Yo creo que esta frase escrita en el Muro es válida todavía hoy en día. En mi opinión tenemos que seguir siendo inconformistas y luchando por nuestros ideales. El mundo se tiene que adaptar a nosotros y no nosotros al mundo.

****

Bueno, y así llegamos al final de este podcast. Pero antes tengo que felicitar a los dos equipos de fútbol de Madrid, a todos esos deportistas que han participado en la Champions League. Sí, este 28 de mayo el Atleti y el Real Madrid se han disputado [18] la Liga de Campeones y ya antes de saber quién era el vencedor, había en Madrid una fiesta, y es que es un orgullo para los madrileños tener ese título en sus manos. ¡Enhorabuena a los dos equipos!

Ahora ya sí, ahora llegamos al final. Acordaros de dos cosas: una es que podéis ver fotos sobre Berlín en Instagram con el #PodClubAlicia y con el #amiaire. También me podéis dejar ahí comentarios o poner fotos vosotros mismos. La segunda cosa de la que os tenéis que acordar es de aprender las nuevas palabras de este episodio con el entrenador de vocabulario. Yo os espero el 17 de junio en la página web www.podclub.ch o vía app. Entonces os hablaré de un viaje que estoy planeando a Perú. ¡Os espero! Cuidaros y que os vaya muy bien.


[1] (la) navaja: cuchillo pequeño que se puede doblar, se lleva en las excursiones; la navaja suiza de color rojo es muy conocida internacionalmente
[2] venir a la cabeza: recordar
[3] a pesar de: aunque
[4] Barajas: el aeropuerto madrileño se llama ahora Adolfo Suárez, pero yo no me acostumbro a su nuevo nombre. El aeropuerto se llama Adolfo Suárez desde 2014
[5] embarcar: subir a un avión, a un barco o a otro medio de transporte
[6] exhaustivo: completo, total
[7] pitar: sonar, hacer ruido
[8] estar reciente: que ha sucedido hace muy poco tiempo
[9] callejera: por la calle
[10] sentirse como pez en el agua: sentirse muy a gusto, muy bien
[11] espeluznante: causa horror, es sorprendente, impresionante
[12] poner la carne de gallina: cuando algo es espeluznante, sorprendente, increible
[13] (el) galardón: el premio; aquí es el Óscar
[14] no es nada más y nada menos: expresión para dar fuerza a lo que se hace, a lo que algo es
[15] meterse en la piel de otro: comprender a alguien poniéndose en su lugar, ponerse en la situación de otra persona
[16] la frase está escrita en alemán y es así: Wer will dass die Welt so bleibt wie sie ist, der will nicht dass sie bleibt
[17] huir: escapar, alejarse, irse deprisa con miedo de algún lugar
[18] disputar: competir, luchar, pelear, jugar para ganar un título, un premio

KOMMENTARE ANZEIGEN  

alex zwalen 13-06-2016 09:22
heii hola alicia yo edstube en berlin tambien del 30 de mayo hasta el 6 de junio y estube pintando en la calle "oranienstrasse"
antes estube 10 dias en usedom edn el mar del oeste. es muy buonito. hasta luegeo y abrazos alex
bernardo 12-06-2016 19:54
Hay algunas años me quitaron en Basilea una navaja y me dijeron que la tomaron en un sobre por el piloto quien me la dará en Madrid. Nunca jamás he visto mi navaja y cuando pregunto por una indemnización me dijeron que no el valor pero el peso, quien es muy poco, quien podría ser indemnizado.
Maja Mosberger 06-06-2016 16:17
Desde hace unos años me quitaron und pequeña navaja en el aeroporte de Atenas. Me enfadé mucho. Pero - naturalmente - la seguridad es muy importante.